Publicado: 29 de Diciembre de 2017

El mantenimiento diario es muy importante, pero cada 15 días es aconsejable hacer una limpieza profunda.

Aunque todo depende de la frecuencia con que se utilice la ducha y la dureza del agua, estas limpiezas mantendrán la higiene y el brillo de tu mampara.

Utiliza productos de limpieza con PH neutro.